Presidenta de AMARC entre los “100 héroes de la información” destacados por Reporteros Sin Fronteras (RSF) en el Dia de la libertad de prensa

La chilena María Pía Matta que preside la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) está en listado lo mismo la radialista mapuche Mireya Manquepillán.

Dotados de un valor ejemplar, estos “100 héroes” contribuyen por su lucha o su trabajo a promover la libertad, contemplada en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de “investigar y recibir informaciones y opiniones, y de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Los “100 héroes” ponen su ideal “al servicio del bien común”. Y por ello, tienen el valor del ejemplo.

María Pía Matta, tiene una amplia trayectoria en promoción y defensa de la libertad de expresión en Chile, América Latina y el mundo y ha contribuido desde AMARC a relevar el rol social de las radios comunitarias para el ejercicio pleno, por parte de la ciudadanía de la libertad de expresión.  Impulsó la primera visita de observación a radios y medios mapuche, cuyo resultado fueron recomendaciones de la Comisión de Naciones Unidas para la eliminación de la discriminación racial (CERD) en al Estado de Chile, relativas a reconocer el papel de las radios en la reactivación lingüística y a su vez poner fin a la penalización de las radios comunitarias sin licencia.  En esta línea RSF destaca también la figura de Mireya Manquepillán por su labor al frente de radio Kimche Mapu en la comuna de Lanco.

La lista de Reporteros sin Fronteras es un reconocimiento y un homenaje no sólo a las 100 personas citadas, famosas o desconocidas, sino también a todos los periodistas –sean o no periodistas de profesión– que día a día contribuyen a iluminar el mundo y dar cuenta de la realidad bajo todas sus formas. Esta iniciativa tiene por objeto demostrar que la lucha para defender y promover la libertad de información pasa por un apoyo intenso a las víctimas de agresiones, pero también por erigir figuras que puedan servir de referencia.

Descargar la listado completo.

 

María Pía Matta, Presidenta de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) fue nombrada en mayo último como una de los 100 Héroes de la Información (#infoheroes), lista creada por Reporteros Sin Fronteras. Este nombramiento es un reconocimiento a su carrera en la defensa del derecho a la comunicación, su compromiso con las radios y los canales de televisión comunitarios y su trabajo de observación sobre la situación de la libertad de expresión en zonas de conflicto latinoamericanas. Miriam Meda, de AMARC Europa, entrevistou María Pía Matta.

¿Cómo se sintió ante este reconocimiento de "heroína de la comunicación" que le ha dedicado la organización Reporteros Sin Fronteras? ¿Y sabiendo que es un referente de la comunicación para muchas personas y comunicadores?

Recibí la nominación de RSF con gratitud y emoción, porque es un reconocimiento al trabajo colectivo que hemos hecho desde AMARC para instalar el derecho a la información y la libertad de expresión como un derecho social.

¿A qué nuevos desafíos la compromete esta distinción?

Siento más que nunca un gran compromiso con la autonomía del movimiento de radios, con el trabajo colectivo y fundamentalmente darle más sustancia a la comunicación comunitaria como el centro neurálgico del desarrollo de las radios y medios comunitarios. Eso significa no abandonar nunca la producción de contenidos como el eje de nuestra práctica comunicativa, que por cierto va de la mano de una gestión integral no piramidal y que pone en juego siempre la comunicación jerárquica y piramidal.  Hoy el movimiento de radios en ALC ha dado pasos importantes, pero la producción de contenidos muchas veces queda de lado debido a que los colectivos y personas que integran las radios están peleando por la supervivencia económica y otras combatiendo por su legalidad.

¿Cuáles son las motivaciones que llevan a una persona a dedicar su vida a la comunicación comunitaria?

Las motivaciones son varias, pero creo que la principal es ser una persona que vivió la pérdida de la democracia en 1973 y que conoció el horror de la dictadura de Pinochet. Esa experiencia  me hace tener un hondo compromiso y apego democrático. La democracia como el bien común, una democracia que cumple con sus procedimientos, donde la representación es tan importante como la participación, ambos factores hacen que una democracia sea más densa y también de más calidad. 

La democracia es la que debe garantizar a todos, también a los más pobres la palabra pública, participe del debate público, que es lo que robustece la democracia.

Dicho eso, creo que la comunicación voluntaria es una excelente herramienta par aquellos sectores que no participan del debate público, porque no acceden a él y no acceden porque no tienen las herramientas para hacerlo. Finalmente debo decir que son los sectores populares, los sectores más pobres de nuestra sociedad los que menos participan del debate público. Entonces es así: democracia de calidad  es igual a debate público de alta calidad donde todos los sectores participen, principalmente los sectores tradicionalmente excluidos de ese debate.  

¿Cuándo empezó con su labor de defender el derecho a la libertad de expresión? En comparación a la situación actual, ¿qué diferencias encuentra?

Trabaje en Radio Tierra desde el año 1992, ya no lo hago desde octubre del 2013. Comencé mi labor, primero en AMARC Chile y luego en AMARC ALC en el 2092 y 2003 respectivamente.

Desde el año 2002 junto a compañeros como Ernesto Lamas, Taís Ladeira, Gabriela Ayzanoa, Argentina Olivas, Gustavo Gómez,  Paula Castello , Alejandro Linares, Almeida Calleja, Carlos Rivadeneyra, Carlos Casares, João Malerba, Perla Wilson, Carlos Aparicio , Maru Chávez , Ximena Tordini nos dedicamos a la refundación de AMARC ALC.

Hay muchas diferencias, ha habido avances legislativos importantes, pero aún falta muchísimo. Hay que avanzar en la independencia de las autoridades regulatorias, que los gobiernos entiendan que somos un movimiento autónomo. Que nuestro compromiso es con la democracia.

Insisto en que hoy es más importante que nunca fortalecer el curso de la comunicación comunitaria, no quedarnos sólo en el lobby y en los aspectos legislativos, que son fundamentales, pero revestir el discurso del movimiento también pasa por la producción de contenidos y por una práctica comunicacional comunitaria.